Inhibiciones sociales o sexuales.

Las inhibiciones académicas y sociales, a diferencia de la infancia, tienen un mayor impacto para el adolescente pues es ahora el momento en el que él, en teoría, ya es visto como aquel que dispone de nuevas formas de afrontar situaciones personales, académicas y familiares.

Atender a un adolescente a tiempo, puede ahorrar a los padres un camino a futuro de muchos padecimientos, pues es particularmente en este momento,  donde para todos habrá una mejor oportunidad de hacer modificaciones pertinentes a fin de optimizar la relación familiar e individual del adolescente  y lograr su integración sana a cada uno de los sistemas sociales.

En cuanto a la sexualidad, mientras que un adolescente comienza a encontrar la posibilidad de vivir sus primeros encuentros de índole sexual, esto no siempre es tarea sencilla para todos pues el despertar sexual puede estar rodeado de inquietudes, sentimientos de culpa, temores y otras reacciones emocionales. En realidad, lo mismo puede seguir sucediendo en la adultez y se ve reflejado principalmente en una relación de pareja. Por ello, será necesario que el paciente mediante una psicoterapia identifique la forma en la que este tema de la sexualidad puede estar trayendo algunos síntomas como falta de apetito o deseo sexual, impotencia , frigidez, entre otros.

Los comentarios están cerrados.