Mitos y realidades de una psicoterapia.

Actualmente en México aún nos enfrentamos a algunos estigmas respecto a acudir a una consulta psicológica y es que hoy en día, la noción de bienestar se le atribuye también a muchas otras prácticas como bien puede ser  yoga, meditación o algún deporte.

Sin embargo, ahora sigue siendo relativamente poca  la cantidad de gente que se atiende en un consultorio psicológico. En 2013 se estimó que aproximadamente un 15% de la población mexicana tenía algún tipo de padecimiento mental, sin embargo, sólo el 2.5% decidía atenderse. Ante estos datos podemos preguntarnos,  ¿Por qué nos es tan difícil tomar la decisión de acudir con un especialista? Aún cuando sean ya evidentes algunos síntomas o malestares tales como depresión, ansiedad o alguna fobia específica, sabemos que no siempre es tan sencillo tomar el primer paso.  Aquí te presentamos algunos mitos que quizá  te impiden tomar la decisión y pretendemos aclararte cada uno de ellos.

  1. “No estoy loco”: Aún hay una alta tendencia en creer que quien va al psicólogo es porque se encuentra muy mal o muy loco. Cabe resaltar que para la orientación psicoanalítica que ocupamos en Espacio Psyche, no nos abocamos a definir los padecimientos en términos de salud-enfermedad. Es decir, nos basamos en que la relación paciente-terapeuta, así como las técnicas, estructuras y principios terapéuticos nos ayuden a entender y potencializar tus capacidades, mas no definirlas o categorizarlas, pues esto en ocasiones genera al paciente mayor conflicto y no permite que éste pueda vivirse más allá de su etiqueta. Es decir, más allá de ser “depresivo” “hiperactivo” “ansioso” etc.

 

  1. “Yo puedo solo”: También está la creencia de que a psicoterapia va a aquel que no pudo solo, sino que tiene que pedir ayuda. Es decir, que esto en ocasiones puede ser vivido por el futuro paciente como un apoyo que lo minimiza desde el principio, pues tiene que ir con alguien que le diga qué hacer o que lo aconseje. En este sentido vale la pena aclarar que en psicoterapia psicoanalítica, eres tú quien dirige el proceso, es decir, es a partir de tus vivencias, experiencias y consciencia actual que tú comenzaras a ver con mayor claridad cuáles pueden ser tus posibles soluciones. El psicólogo no te dirá qué es lo que tienes que hacer, si lo hiciera, estaría queriendo vivir tu vida y uno de los principios de la psicoterapia es que el paciente sabe cuál es su propia historia, misma que lo ha llevado a este punto de pedir psicoterapia,

 

  1. “No tengo dinero / No tengo tiempo”: Con frecuencia escuchamos a muchos decir, “Ir a terapia, sí, pero que sea barata” o “Tengo muchos gastos, no podría ir a una terapia”. Es cierto que hoy en día muchos pueden ser tus compromisos económicos y de tiempo, sin embargo, solo tú podrás hacer ese espacio en tu agenda e invertir el tiempo y dinero necesarios para tu bienestar emocional. En ocasiones, atender los propios conflictos psíquicos y emocionales es visto como un costo, más no como una inversión. Sin embargo, a partir de que tú acudas a una psicoterapia podrás comenzar a evaluar cuáles son tus prioridades, podrás platicar qué es lo que te aqueja y comenzarás a transmitir a otras áreas de tu vida tus beneficios obtenidos.

 

  1. “¿Por qué le voy a contar a alguien que ni conozco mis problemas?” ¡Justamente eso es lo que te permite una psicoterapia! Hablar y platicar a alguien externo te ayudará ubicar cuáles son tus principales conflictos. Seguramente ya te habrás dado cuenta que al hablarlos con alguien de tu familia o tus amigos puede traerte alivio momentáneamente, sin embargo, platicar en un espacio terapéutico te brindará una experiencia analítica frente tu situación actual y te traerá beneficios duraderos. Recuerda que un consejo es, por definición, dado sin tomar en cuenta TU propia historia y experiencia personal, es decir, que la persona te lo plantea a partir de la suya.

Esperamos que esta información te permita tomar una decisión para acudir a psicoterapia.  Es importante que sepas que este será,  ante todo, un espacio confidencial. Puedes escribirnos a contacto@espaciopsyche o sacar una cita vía telefónica.

No hay comentarios

Agregar comentario