Importancia de la figura paterna: ¿Qué nos aporta?

“No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de protección de un padre” Sigmund Freud.

Teniendo tan cerca la fecha asignada para celebrar el día del padre vale la pena reflexionar sobre el significado que éste adquiere en el desarrollo de todo ser humano.

Etimológicamente la palabra “padre” proviene del latín pater, patris  cuyo significado es patrono, protector, defensor. La influencia que tiene su presencia es tan profunda como la de la madre pues adquiere relevante importancia en la construcción y constitución psíquica de todo sujeto ya que funge como modelo forjador de identidad, como agente de contención y también a través de él se forma la disciplina y se transmite la experiencia vital (Katzman, 1997).

Por definición, la paternidad se refiere al compromiso que un hombre adquiere al convertirse en padre de un niño y que genera una serie de derechos y deberes recíprocos, sin embargo, la conducta parental excede la función de procreación. Su papel es fundamental pues actúa como soporte emocional para la madre a la vez que representa el elemento separador de la diada madre-niño al insertarse entre ellos. “La función paterna permite al hijo individualizarse separándolo de la madre e introduce al niño en la cultura y el lenguaje” (Anatrella T.)

Actualmente, se escucha mucho a cerca de casos en donde el padre no se hizo responsable, o también donde hay separación de los padres y en la mayoría de los casos es la madre quien se queda con la custodia. En este sentido, es importante mencionar que aún cuando haya una separación física del padre la función paterna permanece, es decir, puede existir a partir del discurso de la madre del niño pues de ella escuchará opiniones de su padre y podrá mantener un vínculo o contacto con él.

Aquí te presentamos 4 puntos importantes a cerca de la función del padre:

  • Manejo de disciplina y autoridad: Para el padre las reglas y normas suelen aplicarse con mayor firmeza y practicidad. Por ejemplo, cuando niño o adolescente comienza a comportarse con rebeldía, inconscientemente, puede tener la imagen de que es al padre a quien más respeta y al que más hace caso pues, a diferencia de la madre, éste muestra al hijo las consecuencias de manera más clara y sin rodeos.
  • Preparar al niño para el mundo REAL: Con frecuencia, el padre brinda a sus hijos una visión más realista del mundo que existe fuera de casa, es decir, exhortándolos más a salir de la “burbuja”. Cuando llega la adolescencia impulsa más al hijo a ganarse las cosas y también se caracteriza por brindarle consejos de la vida adulta en base a sus experiencias escolares, laborales o sentimentales.
  • Modelo de identidad: Generalmente, los padres tienen una imagen más realista de sus hijos, es decir, pueden identificar más sus cualidades y limitaciones. Esto interviene mucho en el desarrollo psicológico y conformación de la personalidad dado que la imagen que el niño(a) tiene de sí mismo está muy vinculada con la que su padre tiene de él.
  • Figura de protección: Con frecuencia, al padre se le vincula con la imagen del “superhéroe” pues se le atribuyen características de protección y amparo.  Estos elementos brindan seguridad a los niños y adolescentes, quienes en su devenir, se encuentran con experiencias de la vida cotidiana novedosas y algunas inquietantes.

Hoy en día hay nuevas conductas que fomentan una paternidad presente, cálida y de apoyo tales como una mayor interacción y tiempo que el padre comparte con su hijo haciendo más accesible su convivencia y una mayor involucración en las responsabilidades no solo de proveer, sino de la crianza y educación de los hijos. Por otro lado, también existe en nuestra sociedad una creciente desvalorización hacia las figuras de autoridad en general (policías de tránsito, autoridades escolares, etc) y en este sentido, vale la pena reflexionar sobre la influencia de esto en nuestros hijos, ya que en la medida en que los adultos aceptemos y respetemos  la autoridad, nuestros hijos también respetarán la nuestra. Algunos autores plantean que la falta de una figura de autoridad desde casa influye significativamente en conductas antisociales, actividad sexual a temprana edad y consumo de drogas en los hijos.

Este día del padre resaltemos su presencia como beneficio para el desenvolvimiento social y emocional, también para el rendimiento escolar y la facilidad de que, al llegar a la vida adulta,  se puedan establecer relaciones más sanas.

Por: Psic. María Macías

No hay comentarios

Agregar comentario